Santiago. El club chileno Unión Española empató el jueves como local 0-0 con el boliviano Bolívar y avanzó al Grupo 2 de Copa Libertadores de fútbol, luego de cumplir una opaca presentación ante un rival que terminó con 10 hombres por expulsión.

El conjunto chileno se impuso en la ida 1-0 en La Paz, lo que le bastó para avanzar a la fase grupal del torneo continental de clubes.

Unión Española, equipo que dirige el técnico José Luis Sierra, deberá enfrentar en el Grupo 4 a Vélez Sarsfield de Argentina, Caracas de Venezuela y al también chileno Universidad Católica.

En un partido de desenlace incierto hasta el final, Bolívar no bajó las brazos pese a la expulsión del mediocampista Ronald García, a los 66 minutos, por doble amonestación que sancionó el árbitro paraguayo Carlos Amarilla.

El partido se disputó antes unos 5.000 espectadores en el Estadio Santa Laura de Santiago.

El local pudo haber abierto la cuenta tempranamente con un cabezazo que desvió el mediocampista uruguayo Martín Ligüera sin marca y desde el punto penal.

A los 27 minutos, el volante Braulio Leal lanzó un remate bombeado que se estrelló en el horizontal del arco visitante y a los 35 Ligüera desvió nuevamente un tiro ante la salida del meta de Bolívar, Marcos Argüello.

Bolívar, con un buen trato al balón y juego elaborado, logró internarse en campo rival para buscar el gol que permitiera igualar la serie y evitar la eliminación.

El defensor visitante Lorgio Alvarez, a los 25 minutos, ya había forzado al portero chileno Rainer Wirth a una ágil reacción con un potente remate de distancia, mientras que más tarde el atacante brasileño Marcelo Gomes probó con un remate cruzado que volvió a causar alarmas en la hinchada local.

En la segunda fracción, Unión Española mostró un juego de escaso brillo y variantes, lo que aprovechó el conjunto boliviano dirigido por el argentino Angel Guillermo Hoyos para apoderarse del control del balón.

A los 56 minutos, el mediocampista Rudy Alvarez forzó a Wirth a una oportuna intervención tras un peligroso tiro libre, y más tarde Alvarez estrelló un cabezazo en el travesaño del arco chileno.

La expulsión de García obligó a tomar resguardos al conjunto boliviano, que pese a todo insistió en internarse en campo rival y amenazar la clasificación del local, que tuvo el golpe final en otra clara ocasión fallada por Ligüera a los 70 minutos.