Al menos 1.500 personas han sido detenidas, muchas de las cuales ya fueron consignadas, responsables de saqueos y vandalismo en negocios comerciales en México, en el marco del sexto día de protestas en contra del alza de combustibles en el país, se informó este viernes de manera oficial.

En una rueda de prensa, el subsecretario (viceministro) de Gobernación, René Juárez Cisneros, aclaró que si bien tanto la autoridad federal como los gobiernos de los estados son respetuosos del derecho a la libre manifestación, expresión de las ideas y a los derechos humanos, existen actos al margen de la ley, mismos que dijo, no se permitirán.

Dijo que como resultado de la coordinación de los tres ordenes del gobierno en los estados de México, Hidalgo, Chiapas, Tabasco y Veracruz, se ha garantizado la tranquilidad de la población.

"Se está trabajando de cerca con autoridades locales realizando seguimiento permanente y evaluación puntual poniendo en marcha medidas especificas y desarrollando acciones preventivas para evitar que se generen nuevas afectaciones", explicó.

Asimismo dijo que en diversos puntos del país se han desplegado agentes de la Policía Federal e incluso, comentó, se han realizado vuelos en puntos estratégicos.

De igual manera sostuvo que la policía cibernética trabaja para detectar cuentas de redes que fomentan falsos rumores que dañan a la sociedad.

A manera de resumen informó que se han liberado vías de comunicación y circulación en puntos carreteros así como el libre tránsito. También explicó que en el 95% de las plantas de abastecimiento de combustible se mantiene la operación con normalidad.

Por otro lado, reiteró que las autoridades, en tanto, continuarán trabajando de manera coordinada con los ordenes del gobierno para garantizar tranquilidad y estado de derecho.

Desde el domingo pasado, día en el que se aplicó el incremento de la gasolina y diesel, ciudadanos, campesinos y activistas han realizado múltiples manifestaciones en todo el país pero se han salido de control y en ese marco se han suscitado una serie de enfrentamientos, vandalismo y saqueos en más de 1.000 negocios y que además ha registrado al menos media decena de muertos.

Entre los comercios más afectados son de las empresas Wal-Mart, Chedraui, Soriana, Coppel.