Caracas. En la entrevista, Rousseff se comprometió a “respetar la decisión” de Bolivia sobre el tema, más aún luego de que una marcha de indígenas de tierras bajas presionara para la suspensión de la obra que debía cruzar el TIPNIS, dijo ella misma durante una declaración al término del encuentro, informó la gubernamental ABI.

Brasil concedió un crédito de US$332 millonespara el proyecto vial entre Villa Tunari (Cochabamba)-San IGnacio de Moxos (Beni). El costo total asciende a US$415 millones.

La marcha indígena de Trinidad a La Paz logró la aprobación de la ley corta que vetó la construcción de la carretera por el Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), que además fue declarado intangible.

La brasileña OAS está a cargo de la ejecución del proyecto, que está dividido en tres tramos. El I y III están en construcción, mientras que el II (que debía pasar por el parque) está suspendido.

A diferencia de la dirigencia de la marcha, sectores cocaleros e indígenas del Consejo Indígena del Sur (Conisur) articulan una marcha hacia La Paz para demandar al Gobierno la anulación de la ley corta y la construcción de la obra por sus territorios.

Rousseff y Morales sostuvieron ayer el encuentro poco antes de la cumbre que expidió la partida de bautizo de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac). En la reunión abordaron el tema de la carretera.

El Gobierno definió en el proyecto de Presupuesto 2012 renegociar “en condiciones más favorables y menos morosas” el crédito con Brasil para construir la vía, que requiere de un trazo alterno con la vigencia de la ley corta de protección del TIPNIS.

El Presupuesto prevé que “el Órgano Ejecutivo mediante decreto supremo aprobará las nuevas condiciones que sean acordadas. El monto total de financiamiento aprobado no podrá ser incrementado sin la aprobación de la Asamblea Legislativa”.

También autoriza al Ministerio de Economía incorporar en el Presupuesto General los costos que impliquen la renegociación de los contratos referidos.

Morales desahució la construcción de la vía si no pasa por el TIPNIS, ya que las rutas alternas son inviables por su alto costo y porque tendrán que sortear problemas naturales. Rousseff indicó también que decidieron expandir las relaciones. “Brasil está dispuesta a auxiliar a Bolivia en todo lo que fuera necesario, especialmente en el área energética”, agregó, según AFP.

Brasil apoyará a Bolivia “básicamente en la generación de energía eléctrica en algunas regiones”, con la dotación de pequeñas usinas de emergencia y la cooperación para ampliar la generación en ciclos combinados con gas.

Indígenas retoman diálogo. La dirigencia del TIPNIS reinstaló ayer por la noche el diálogo con el Viceministerio de Medio Ambiente a fin de compatibilizar su contrapropuesta del reglamento de la Ley 180 de protección al TIPNIS, que el miércoles fue observado por el Gobierno.

El presidente de la Subcentral TIPNIS, Fernando Vargas, explicó que luego de analizar las observaciones del Ejecutivo, se entabló una reunión “técnica” con el Viceministerio de Medio Ambiente para compatibilizar su contrapropuesta y así después presentarla al ministro de la Presidencia, Carlos Romero.

“Se trabajó en la propuesta el tema del uso comercial de los recursos naturales del TIPNIS, de ahí se sacó el término ‘comercial’”, sostuvo el dirigente, quien luego precisó que sobre la intangibilidad se propone que la misma sea aplicada según lo que señala la Constitución Política del Estado: que los pueblos indígenas puedan aprovechar y hacer un uso sostenible de los recursos naturales que existen en este parque.

Vargas precisó que el tema de fondo es lograr que el Gobierno apruebe el reglamento, por lo que, pese a la reunión con el viceministerio, aún se mantienen vigentes las advertencias de movilizaciones.