Dos representantes diplomáticos de Washington visitaron el miércoles a un ciudadano estadounidense encarcelado por haber ingresado ilegalmente a Venezuela y que según el presidente Hugo Chávez es posiblemente un "mercenario".

"Se nos ha otorgado acceso consular a un detenido. Esta mañana (del miércoles) se nos dijo que 'él está listo para verlos ahora'", dijo a Reuters una fuente de la embajada estadounidense.

Un conciliador Chávez informó el martes en la noche que había autorizado el acceso de diplomáticos al estadounidense de origen latino detenido en la frontera con Colombia y destacó la "positiva" actitud de Washington en el caso.

El líder socialista, a quien la mayoría de los sondeos le dan una cómoda ventaja para los comicios de octubre frente al aspirante opositor Henrique Capriles, frecuentemente ha denunciado la posibilidad de violencia incitada por sus adversarios y con el respaldo de la Casa Blanca.

Sin embargo, en esta oportunidad mostró su intención de trabajar en conjunto con Washington, su rival ideológico al que ha desafiado desde que asumió el poder en 1999.