Quito, Andina. El gobierno de Ecuador precisó que el incremento en unos 4 mil kilómetros del territorio marítimo peruano, en la zona fronteriza común, corresponde a la zona de aguas internacionales y no afecta en absoluto el espacio marítimo bajo jurisdicción y soberanía ecuatoriana.

En un comunicado, precisan este hecho en referencia al reciente reconocimiento de Perú de la "Carta náutica" y a la decisión de ambos países de fijar su frontera marítima.

“El espacio marítimo que Perú incorpora está situado en lo que hoy se consideran aguas internacionales, que se encuentran al final de las 200 millas de mar peruano y no afecta en lo más mínimo los espacios marítimos actualmente bajo la soberanía y jurisdicción del Ecuador”, precisa.

El documento señala que para que el tramo de las líneas de base de Perú coincida con el de Ecuador, en el paralelo geográfico limítrofe entre los dos países, Lima deberá modificar su Ley de Líneas de Base del Dominio Marítimo.

Señala, no obstante, que el establecimiento de estas líneas de base es un acto interno de cada país, conforme al derecho internacional. El espacio marítimo que se sitúa entre el continente y las líneas de base, se considera aguas interiores.

En la víspera, el presidente peruano, Alan García Pérez, señaló que con el acuerdo alcanzado con Ecuador su país incrementaba unos 4.000 kilómetros cuadrados de mar a su territorio.

Perú y Ecuador fijaron esta semana su frontera marítima, hecho que Lima considera como una medida que fortalece su posición en el litigio de delimitación marítima que sostiene con Chile, debido a que confirma que los acuerdos pesqueros de 1952 y 1954 no son tratados de límites.