El presidente de Ecuador, Rafael Correa, pidió este martes garantizar que el fundador de Wikileaks, Julian Assange, no será extraditado a Estados Unidos si va a Suecia, país que lo requiere por delitos sexuales.

En diálogo con Radio Programas del Perú, el mandatario ecuatoriano sostuvo que la solución es que el gobierno sueco asegure un juicio justo en su país, ya que en EEUU quieren acusarlo por delitos de terrorismo que implica pena de muerte.

Negó que Ecuador haya querido obstaculizar la justicia sueca en el caso Assange, “pero es claro existe un peligro sobre el señor Assange si es extraditado a Estados Unidos, donde hay senadores que lo quieren acusar con la ley contra el terrorismo que incluye pena de muerte”.

“Entonces, lo que hemos dicho es que se den las garantías que si es extraditado a Suecia no será extraditado a un tercer país”, anotó.

Propuso también que el fiscal sueco interrogue al fundador de Wikileaks en la embajada ecuatoriana de Londres –donde se mantiene refugiado- algo que es legal, posible y que incluso hay precedentes.

Asimismo dijo que otra salida es que Inglaterra otorgue el salvoconducto a Assange para que viaje al país que desee.

“No conozco al señor Assange”. Correa negó conocer personalmente al fundador de Wikileaks, tal como indicó la prensa ecuatoriana, “Assange se presentó y hemos actuado en estricto derecho, apegado a principios y tradición de Ecuador que ha defendido los derechos de las personas”.

Manifestó que pese a la tensión originada entre Inglaterra y Ecuador por este caso, el diálogo se mantiene en el marco del mutuo respeto.