Washington. "Chávez le ha brindado ayuda y respaldo a organizaciones terroristas reconocidas internacionalmente como las FARC, está colaborando estrechamente con Irán en las industrias bancarias y de gasolina, sigue pisoteando los derechos y las libertades del pueblo venezolano, y ahora está permitiendo que Irán coloque misiles en territorio venezolano", advirtió el congresista norteamericano Connie Mack.

Esta preocupación, que fue apoyada este viernes por un grupo de congregistas republicanos, tiene como propósito incluir a Venezuela en el listado de los países que amparan el terrorismo, argumentando la publicación del diario alemán Die Welt, que informó que Irán posee una base de misíles balísticos de madiano alcance en la nación sudamericana.

"¿Qué pruebas adicionales necesita esta administración de que el líder venezolano Hugo Chávez es una amenaza peligrosa para la libertad, estabilidad y seguridad de todo el hemisferio?", agregó Mack.

De acuerdo al artículo publicado por el diario alemán el pasado 25 de noviembre, el presidente venezolano firmó un pacto en su visita realizada el pasado mes de octubre a Teherán, para permitir la instalación de la base de misiles, la cual sería operada por personal de la Guardia Revolucionaria y por oficiales venezolanos entrenados por Irán, según informó el Nuevo Herald.

Según el medio europeo, esta base podría operar misiles Shahab 3, que tienen un alcance de 1,300 a 1,500 kilómetros; Scud-B, con alcance de 285 a 330 kilómetros; y Scud-C, con alcance de 300, 500 y 700 kilómetros.

"Las consecuencias de este tipo de colaboración (entre Irán y Venezuela) sería devastadora y es imperativo que tengamos un plan preparado para evitar que está asociación avance", señaló la carta presentada por los congresistas republicanos.