Con el lema “nosotros cumplimos lo que prometemos”, vestido por completo de amarillo y autodenominado “Lucho” Castañeda, el ex alcalde limeño busca proyectar un perfil cercano, como si su anterior trabajo como funcionario público no hubiese terminado.

Su plan de gobierno plantea convertir al estado peruano en una institución eficiente con los recursos, pero reforzando el sistema de seguridad social en diferentes áreas de prioridad ciudadana.

Economía y empleo. Su énfasis es suscitar un clima de estabilidad política y propiciar la inversión extranjera. El candidato anunció la creación de 2.500.000 empleos y estabilizar el crecimiento económico de 8% anual .

Uno de los potenciales es el fomento a las pymes, para lo cual bajará las tasas de interés a través del Banco de La Nación.

Seguridad ciudadana. Propuso mejorar las condiciones laborales de la policía a través de incrementos salariales y la introducción de tecnología de punta en los cuarteles.

Educación: Plantea incentivos, como el aumento de sueldo de los profesores según sus méritos, inversión tecnológica e instalación de centros de educación inicial.

Infraestructura: La construcción de 280.000 obras públicas. Una de las más importantes será la carretera de los Andes que unirá a doce departamentos de la sierra peruana con el resto del país.

Salud: Anunció replicar una red nacional de "Hospitales de la Solidaridad", sistema implementado durante su período como edil. Éstos son módulos que operan con bajos costos y que atienden las necesidades sanitarias de personas en situación de pobreza.