San Salvador. El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, solicitó al gobierno de Honduras la desocupación inmediata de la isla Conejo, de conformidad con las normas del derecho internacional, luego de que Tegucigalpa construyó un helipuerto en el islote del Golfo de Fonseca.

"Mi Gobierno solicita al Gobierno de Honduras se abstenga de la realización de estos actos, solicitándole al mismo tiempo la desocupación inmediata de la isla salvadoreña de Conejo, de conformidad a las normas del derecho internacional", indicó el jefe de Estado en una misiva.

Funes envió esa carta al presidente hondureño Juan Orlando Hernández, luego que Tegucigalpa construyó el helipuerto en el islote ubicado en el Golfo de Fonseca, que limita con Nicaragua, Honduras y El Salvador.

El presidente salvadoreño señala en carta protesta a su homólogo hondureño que "actuaciones como las presentes afectan gravemente las fraternales relaciones que se han mantenido entre ambos Estados".

"Mi gobierno le presenta su más enérgica protesta al Gobierno de la República de Honduras por la realización de tales hechos, así como por las declaraciones vertidas en dichas ocasiones", expresó el mandatario salvadoreño en la correspondencia oficial.

El presidente Funes dijo a su homólogo hondureño que "actuaciones como las presentes afectan gravemente las fraternales relaciones que se han mantenido entre ambos Estados".

Hernández sostiene que la isla es suelo hondureño porque es un territorio ocupado desde principios de los años 80.

Durante el inicio de la guerra civil salvadoreña, que ocurrió entre 1980 y 1992, un jefe militar salvadoreño cedió esa zona al control marítimo hondureño para aumentar los patrullajes contra traficantes de armas que podrían enviar pertrechos a la antigua guerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), ahora convertido en partido político.

El presidente Funes dijo a la prensa que las autoridades y medios de comunicación de Honduras "tienen más de un año de estar provocando" a El Salvador con el tema de la isla Conejo, pero que no ha aceptado "ningún tipo de provocación".

El mandatario también envió una carta al secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-Moon, para expresarle que "lamenta y condena la actitud de provocación que el Gobierno de Honduras realizó recientemente en la isla Conejo, en la que inauguró un helipuerto y otras obras de infraestructura, en clara violación a la soberanía de El Salvador en dicha isla".

En la misiva, firmada por el ministro de Relaciones Exteriores, Jaime Miranda, se expresa que con estas acciones el país vecino están mostrando "de manera irrefutable una actitud expansionista como consecuencia directa de la ocupación militar ilegal de Honduras en la isla Conejo".