Río de Janeiro. Con un poco más de cuatro horas de ocurrido el terremoto de 8,9 grados Richter y tsunami que afectó a Japón, no se han reportado de ciudadanos brasileños afectados, dijo el embajador de Brasil en la zona, Marcos Galvao, a radio CBN.

Según el diplomático, las comunicaciones estaban limitadas, ya que los teléfonos móviles no tenían señal, el transporte público no estaba funcionando y se registraron incendios en instalaciones de gas. 

Sin embargo, afirmó que las estructuras de los edificios se encontraban en óptimas condiciones y que el país es el más preparado para enfrentar situaciones de emergencias, consignó OGlobo.

Las informaciones oficiales apuntan que actualmente residen cerca de 10.000 brasileños en la zona más afectada, y un total de 254.000 de brasileños en todo Japón, la gran mayoría en Tokio.