En menos de una semana, se sumaron más de 100 casos confirmados de dengue. En lo que va del 2012, el Ministerio de Salud Pública y Bienestar confirmó 481 casos de dengue en Paraguay. La mitad de los casos corresponden al área metropolitana del país.

De las 1.781 consultas por dengue, 481 casos se confirmaron, mientras que 263 casos se descartaron y 1.037 casos se registraron como sospechosos, según el Boletín Epidemiológico del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social.

El 19 de febrero, se confirmaron 313 casos, por lo que en seis días se sumaron más de 100 casos de esta enfermedad.

El 56% de notificaciones registradas corresponden a pacientes procedentes de Asunción y ciudades aledañas, seguido por Concepción con el 9%, central con 9% y Alto Paraná con el 7%.

Un total de 345 pacientes con sospecha de dengue fueron hospitalizados, de los cuales el 35% de los casos fueron confirmados.

Entre los casos confirmados, casi la mitad de los pacientes presentaron signos de alarma y un 6,5% resultaron ser casos de dengue grave.

Este viernes se confirmó el segundo caso de muerte por dengue, cuando una mujer adulta procedente de Ñemby falleció en la madruga.

Según el boletín, la mujer presentaba antecedentes de un episodio de dengue anterior.

Hasta la fecha, la taza de letalidad por dengue es del 0,42%. El 61% de las hospitalizaciones por sospecha de dengue ocurrieron en servicios dependientes del ministerio, el 27% en el IPS y el restante en el sector privado u otros servicios.

De acuerdo a los resultados del laboratorio de referencia nacional, en el año 2012, persiste el DEN-2 como serotipo circulante predominante.

Según reportes meteorológicos, en los próximos días se registrarán temperaturas ideales para la proliferación del mosquito trasmisor de la enfermedad, el Aedes aegypti.

Los días calurosos y húmedos, con probabilidad de precipitaciones, implica que los criaderos del mosquito se activarán y el riesgo se multiplicará.

Comparando con años anteriores, se observa que la línea de tenencia de este año es inferior al de 2011 y tiene un comportamiento similar al año 2010.