Washington. El material confiscado en el escondite donde Osama bBin Laden murió en Pakistán no ha revelado todavía evidencia de amenazas específicas o inminentes, informaron funcionarios de contraterrorismo, lo que genera dudas sobre cuál era su posición real en Al Qaeda.

Colaboradores del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, habían dicho que la evidencia encontrada tras la acción del grupo comando en el complejo de Abbottabad sugería que, pese a años de aislamiento, bin Laden mantenía una relación "operativa" con elementos de Al Qaeda en campo.

Pero funcionarios familiarizados con los últimos análisis de las pruebas encontradas en la casa de Bin Laden, que se cree que incluye gran cantidad de datos electrónicos, dijeron que mientras el fallecido líder intervenía en las ideas para posibles ataques, la evidencia muestra que no estaba relacionado con algún intento de atentado en curso.

"No he escuchado nada de amenazas inminentes", dijo Peter Bergen, un experto en contraterrorismo de la New American Foundation que una vez entrevistó a bin Laden.

Si hubiera alguna información de una amenaza posible, las autoridades estadounidenses habrían emitido una alerta más fuerte avisando sobre ataques, como la emitida el año pasado por el Departamento de Estado, dijo Bergen.

Una fuente de inteligencia estadounidense confirmó a Reuters que no había información "creíble" sobre intentos de atentados o amenazas "inminentes" que hubiera salido de los análisis en el escondite donde murió bin Laden.

El funcionarios, al igual que otros, pidió no ser identificado para discutir cuestiones de inteligencia.

Otro funcionario conocedor del análisis al material hallado en la casa de bin Laden dijo que autoridades en Nueva York habían recibido la información de que "no hay indicios de un ataque planeado" contra esa ciudad.

Además, tres funcionarios occidentales conocedores de los contactos entre Washington y otros gobiernos dijeron que no conocían datos sobre amenazas específicas o inminentes surgidas de los elementos hallados en el complejo de Abbottabad.