Washington. Abogados del Ejército están analizando si se permitirán bodas del mismo sexo en bases de la marina de Estados Unidos -y que capellanes oficien- cuando se levante la prohibición de que los homosexuales sirvan en las fuerzas armadas, dijo el miércoles un portavoz del Pentágono.

La revisión se produce después de que el almirante M.L. Tidd, capellán en jefe de la Marina, suspendió abruptamente este martes un memorándum que dio a conocer el mes pasado que hubiera, eventualmente, abierto la puerta a bodas del mismo sexo o uniones civiles en bases de la Armada en estados donde es legal.

Debido al memo, el secretario de la Marina, Ray Mabus, recibió una carta de 63 congresistas republicanos que cuestionaron si violaría una ley federal de 1996 -la Ley de Defensa del Matrimonio (DOMA)- que define "matrimonio" como una unión legal entre un hombre y una mujer.

"Ofrecer instalaciones federales y empleados federales para matrimonios del mismo sexo viola la DOMA, que es aún la ley y rige a nuestro Ejército, incluyendo a los capellanes", dijeron los legisladores en la misiva.

El coronel David Lapan, portavoz del Pentágono, dijo que la cobertura mediática del memo de Tidd y la subsiguiente carta de los legisladores republicanos habían generado una discusión entre el Departamento de Defensa y abogados de la Marina que llevó a la decisión de revisar el tema.

"El mismo memorándum generó dudas sobre la política y las implicaciones legales que requieren más revisiones", dijo Lapan. "Por eso el memo fue suspendido hasta que se realice el análisis", añadió.