La Paz. El presidente de Bolivia, Evo Morales, se reunirá la próxima semana con el agente de su país ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, Eduardo Rodríguez Veltzé, para repasar los alegatos orales de su país dentro de la demanda marítima contra Chile ante ese tribunal.

Morales dijo a los medios en la ciudad de Cochabamba (centro) que la semana que viene llegan a Bolivia, además del expresidente Rodríguez Veltzé (2005-2006), miembros del equipo internacional que asesora al país andino en este asunto.

"Vamos bien, nuestra demanda está bien planteada gracias a nuestros historiadores, juristas nacionales e internacionales (...). Tenemos mucha confianza", afirmó el mandatario.

La CIJ fijó este mes cuatro días de vistas orales, del 4 al 8 de mayo, sobre la petición de Bolivia de que Chile le otorgue una salida soberana al océano Pacífico, perdida en una guerra a finales del siglo XIX.

Los días fijados para que Bolivia presente sus alegatos son el 6 y 8 de mayo próximos.

Bolivia demandó en abril de 2013 a Chile ante este tribunal para que se reconozca su derecho a una salida soberana al mar y con el fin de que la CIJ se pronuncie sobre la obligación del país austral de negociar "de buena fe" un acceso al océano Pacífico, tras más de cien años de diálogo sin resultados concretos.

En julio de 2014 Chile presentó una objeción a la competencia del tribunal de La Haya sobre este asunto.

Tras convocar a las partes para participar en las audiencias públicas en mayo, la CIJ finalmente emitirá un fallo en el que se declare con o sin competencia en el contencioso.

Bolivia perdió 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de territorio a manos de tropas chilenas en la Guerra del Pacífico, librada entre 1879 y 1883.

Chile rechazó la demanda boliviana con el argumento de que los límites quedaron zanjados en un tratado firmado en 1904, 25 años después de la llamada Guerra del Pacífico.