Ciudad de México. Excelsior. El ex secretario de Hacienda y Crédito Público bajo la administración de Carlos Salinas de Gortari, Pedro Aspe, enfatizó que si bien México ha hecho reformas importantes, corresponde al Legislativo acelerar el paso.

Advierte que en materia de las leyes secundarias se requiere apoyar el proceso de competitividad para crecer a ritmos superiores al 6% anuales en el mediano plazo.

Desabasto de gas, sobreprecio de la electricidad y el costo de la energía: principales obstáculos al crecimiento y la productividad nacional según el analista.

Aspe, quien incluso formó parte de listas de precandidatos a la presidencia de la República en 1994, luego del asesinato de Luis Donaldo Colosio, comentó que “México encara un severo desafío en materia energética: diversifica de inmediato sus exportaciones de crudo, invierte en desarrollo tecnológico para abatir diametralmente las tarifas del gas y la electricidad frente a la industria y en especial los consumidores o Estados Unidos se comerá nuestro mercado y dejaremos de ser competitivos en los sectores petroleros e industrial en general”.

Además, el ex secretario de Estado detalló que los principales obstáculos al crecimiento y la productividad nacional, en este momento, son “el desabasto de gas, el sobreprecio de la electricidad y el costo de la energía en general”.

La expectativa de crecimiento del país de Pedro Aspe de 6% con la aprobación de las leyes secundarias de las reformas, está en línea con varios empresarios y con la de organismos internacionales.

Cabe recordar que la iniciativa privada ha advirtido que para poder cumplir la meta oficial de crecimiento económico estipulada en 3.9% para este año se deben emprender medidas emergentes que puedan inyectar dinamismo en lo inmediato.

En tanto, el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé en sus nuevas proyecciones de abril que el crecimiento de la economía mexicana se fortalecerá en 2014, ayudado por la política macroeconómica expansiva y la recuperación de Estados Unidos, por lo que el PIB avanzará 3% en el año.

En su World Economic Outlook, el FMI destaca que en 2015 la economía mexicana crecerá a una tasa más alta, de 3.5 por ciento, beneficiada por la consolidación de las principales reformas estructurales.