Caracas. La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, reconoció este domingo que tras las recientes protestas que se desarrollan en el país "ha habido excesos policiales" de algunos funcionarios.

Informó que el Ministerio Público investiga, al menos, sesenta casos de posibles maltrato a la integridad física durante manifestaciones. Ortega asegura que las declaraciones por parte de algunos sectores que aseguran que las autoridades venezolanas "no garantizan los Derechos Humanos" son exageradas.

Autoridad asegura que las declaraciones por parte de algunos sectores que aseguran que las autoridades venezolanas "no garantizan los Derechos Humanos" son exageradas.

"Han querido hacer ver que el Estado venezolano es violador de los Derechos Humanos", expresó durante un programa televisivo.

Sin embargo, este sábado se supo la información de que en horas de la noche efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) detuvieron a la periodista Mildred Manrique del diario "2001". Jenny Oropeza, compañera de labores de Manrique, dijo a través de su cuenta en Twitter que "la Guardia Nacional acusa a Mildred Manrique de terrorista por poseer chaleco antibalas, casco y máscara anti gases". Oropeza destacó que los efectivos castrenses también estarían requisando el apartamento de la periodista y habrían decomisado las computadoras.

Según detalles aportados por el Colegio Nacional de Periodistas, dicho procedimiento se habría efectuado sin orden judicial. La periodista llegó en horas de la tarde a su domicilio ubicado en Altamira y encontró la entrada forzada y funcionarios de la GNB.

El general Manuel Fernández, jefe de la GNB, dijo que en el hogar de Manrique se habrían encontrado, "bombas molotov, máscaras antigas y propaganda en contra del gobierno".

"En el apartamento hemos encontrado guantes, mascaras antigases, computadoras y vamos a hacer las experticias correspondientes y elementos que son utilizados para propaganda en contra del gobierno legalmente constituido", sostuvo.

"Aquí nadie es invulnerable, ni va a actuar con inmunidad. No puede ser que desde una morada estén atentando en contra de la vida de los funcionarios, cada vez que esto suceda vamos a intervenir", afirmó.

Más tarde Oropeza informó que Manrique se encontraba en la sede de la Guardia Nacional en El Paraíso donde estaba siendo interrogada.