París. La ministra francesa de Relaciones Exteriores, Michèle Alliot-Marie, presentó su dimisión este domingo en una carta dirigida al presidente Nicolas Sarkozy, luego una serie de fallos cometidos sobre la revuelta en Túnez.

"Le pido que acepte mi dimisión", escribió Alliot-Marie en la carta, de la que Reuters pudo ver una copia.

Sarkozy la reemplazó con el ministro de Defensa, Alain Juppe, un veterano conservador que ya fue primer ministro y jefe de la cartera de Relaciones Exteriores en la década de 1990.