Según informó esta mañana la oficina de prensa de la Santa Sede, estaba previsto que a las 11 hora local el argentino Jorge Bergoglio se entrevistara con Rousseff, quien anticipó ayer que la disposición del papa de impulsar "una iglesia pobre para los pobres" será uno de los temas del encuentro.

La mandataria de Brasil también espera llevarse hoy de la audiencia la confirmación oficial de que Francisco participará de la Jornada Mundial de la Juventud, que se realizará en Río de Janeiro del 23 al 28 de julio.

"Un papa preocupado por la situación de los pobres en el mundo tiene un papel especial, y creo que en esto él cumple los principios básicos que inspiraron la cristianidad", afirmó Rousseff a la prensa brasileña en Roma.

Ayer, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner -antes de emprender su regreso a Buenos Aires- pasó por el hotel donde se aloja su par de Brasil y allí ambas mantuvieron un breve encuentro donde intercambiaron sus impresiones sobre el flamante papa.

El lunes, Cristina fue el primer jefe de Estado en ser recibido por el sumo pontífice. Con el encuentro de Dilma hoy, el papa va demostrando su preferencia por la región latinoamericana de donde proviene.

Según la agenda papal, a las 11.30 está previsto que Francisco reciba al patriarca ecuménico de Constantinopla, Bartolomé I, quien también asistió ayer a la misa que dio inicio a su pontificado, en un hecho sin precedentes en mil años.

La prensa turca destacó que si bien Bartolomé I estuvo en otras ocasiones en el Vaticano, no participaba de una misa de inicio de un pontificado desde el Gran Cisma de Oriente en 1054, cuando la Iglesia se dividió entre Roma y Constantinopla.

"La alienación de los viejos tiempos no existe más. Como dos iglesias hermanas, nos acercamos una a la otra cada día más", dijo en una entrevista Bartolomé I antes de partir hacia Roma.

A las 11.45, el papa argentino recibirá al Metropolita Hilarión, de la iglesia ortodoxa rusa.

Por último, a las 12, en la sala Clementina del Vaticano, se encontrará con las "delegaciones fraternas de la iglesia, comunidad eclesial y organismos ecuménicos internacionales", así como con Claudio Epelman, del Congreso Judío Latinoamericano.