Mediante un comunicado, la Cancillería boliviana restó valor a las declaraciones del ex vicecanciller Hugo Fernández sobre la supuesta oferta que hizo Chile, entre 2007 y 2009, para dar a Bolivia un enclave de 28 kilómetros de costa en la región de Tarapacá, al sur de la Quebrada de Camarones y al norte de Iquique.

Fernández reveló este detalle en una entrevista con el diario El Deber y recordó que cuando trataron el “tamaño del mar” que Bolivia negociaba, él les planteó: “cualquier solución pasa por un tamaño de costa que pueda verse en un mapa”.

“El Ministerio de Relaciones Exteriores del Estado Plurinacional de Bolivia, en relación a las opiniones emitidas el día de hoy (ayer) por el ex vicecanciller Hugo Fernández a un diario de circulación nacional, se permite puntualizar que toda declaración que hace a la agenda bilateral entre Bolivia y cualquier otro país, particularmente en este caso con la República de Chile, sólo pueden ser realizadas por los canales oficiales y por las autoridades competentes, a fin de mantener el principio básico de la responsabilidad de las mismas”, dice el comunicado.