Bogotá. Luego de que en las conversaciones de paz que se llevan a cabo en La Habana se aalcanzara un acuerdo sobre el tercer punto de la agenda, relativo a la lucha contra el narcotráfico, el presidente Juan Manuel Santos dijo que esto es una “muy buena noticia”.

“El valor supremo para una sociedad es la paz. Nada hay más importante que la paz. Porque sobre la paz se puede construir progreso, se puede construir equidad, se puede soñar”, recordó el Jefe de Estado luego de que se divulgara en Cuba un comunicado conjunto de los negociadores del gobierno y de las Farc.

“¿Se imaginan una Colombia sin coca? Eso es lo que está al alcance de nuestras manos si implementamos estos acuerdos”, puntualizó. el mandatario.

“Por eso me alegra poder compartir ustedes una noticia positiva sobre el avance de las conversaciones para poner fin a esta guerra que hemos soportado por medio siglo”, expresó el mandatario y añadió: “Hoy hemos logrado un acuerdo sobre el tercer punto: la lucha contra el narcotráfico. ¡No más muertos entre hermanos, no más niños en la guerra, no más mutilados por las minas”, manifestó.

Tras el acuerdo, se pondrá en marcha un gran programa nacional de sustitución de cultivos y desarrollo alternativo, “algo que hasta ahora no hemos podido realizar con completo éxito por causa del conflicto”, precisó Santos.

Indicó que la meta acordada con las Farc es que Colombia sea un país libre de cultivos ilícitos, y se buscará lograrlo a través de un programa nacional integral de sustitución voluntaria y desarrollo alternativo que –en el marco de la reforma rural integral acordada en el punto 1, sobre el campo colombiano.

“La aspiración es que todos los cultivadores y las comunidades en esos territorios celebren acuerdos de sustitución con el programa, que estará en cabeza de la Presidencia de la República”, señaló y añadió que se espera que la mayoría se acojan a este programa de erradicación voluntaria y sustitución.

Sin embargo, en los casos en los que algunos cultivadores no participen del acuerdo o lo incumplan, se procederá a la erradicación manual de los cultivos y el Gobierno se reserva la posibilidad de recurrir a la aspersión si por algún motivo las circunstancias no permiten hacerlo manualmente.

En segundo lugar se le dará al consumo de drogas un enfoque de salud pública.

Tercero se intensificará la lucha contra las organizaciones criminales dedicadas al narcotráfico, al lavado de activos y al tráfico de insumos.