Tegucigalpa. El gobierno de Honduras declaró este domingo la ilegalidad del paro de labores que mantiene el sector magisterial y advirtió despidos, suspensiones temporales y hasta la disolución de los organismos gremiales que lo promueven.

Lo anterior fue dado a conocer a través de un comunicado oficial del Ejecutivo y que fue difundido mediante cadena nacional de radio y televisión.

“Ante la suspensión colectiva e injustificada de trabajo decretada por los docentes en el sistema público nacional, misma que ha provocado graves perjuicios a la niñez de Honduras, a los padres de familia y a la sociedad en general, y que ha desembocado hasta en la comisión de actos vandálicos que son repudiables; en un estado de derecho y en el uso de sus facultades legales y mediante procedimiento correspondiente, declara la ilegalidad de esta suspensión colectiva de trabajo”, dice parte del documento.

Con lo anterior, el gobierno tiene la vía libre para llevar a cabo el despido de los maestros que a partir de este lunes no se presenten a las aulas para retomar sus funciones.

Las autoridades nacionales aprovecharon la comunicación para reiterar su disposición a seguir con el diálogo que permita encontrar una salida a la actual crisis en el sistema educativo público.

Las sanciones para los docentes que a partir de este lunes no se presenten a laborar, van desde la suspensión sin goce de sueldo por dos meses hasta un año y podría también procederse al despido definitivo.

“El gobierno de la República, invita a todos los maestros y maestras a presentarse a sus labores y reiniciar las actividades educativas y, de cumplir este extremo, no se les aplicará en su perjuicio ninguna medida disciplinaria”, añade el comunicado oficial.