La exministra de Educación Mariana Aylwin, finalmente renunció a su militancia en la Democracia Cristina, luego de semanas del polémico conflicto con las bases del partido.

Las diferencias comenzaron con las declaraciones de la hija del expresidente Patricio Aylwin, en que aseguraba sentirse más cercana con los planteamientos de Sebastián Piñera, que a los de la Nueva Mayoría, tras la derrota electoral de noviembre. Además, manifestó su decisión de no apoyar la candidatura de Alejandro Guillier en la segunda vuelta presidencial.

Aylwin encabeza una oleada de renuncias desde el partido, principalmente de los miembros del bloque “Progresismo con Progreso“. Son más de 30 militantes los que oficializaron su salida de la falange por medio de una carta a la mesa nacional a través de una carta a la mesa nacional.

Entre las figuras que dejan el partido están el ex subsecretario Clemente Pérez, el ex ministro Hugo Lavados y el ex superintendente Álvaro Clarke.

Cabe recordar que el ex ministro de Salud, Pedro García, que también formaba parte de ese bloque, renunció a su militancia a inicios de esta semana .