Tegucigalpa, Honduras. Las autoridades del Comité Permanente de Contingencias (Copeco) informaron que se mantendrá la vigilancia en la zona costera del Pacífico hondureño pese a que fue cancelada  la alerta de tsunami en costa pacífica de Centroamérica y México, tras el sismo de 7,3 grados en El Salvador.

Copeco sostuvo una reunión de emergencia en la madrugada de este lunes y la primera determinación fue activar los comités de emergencia.

El Cuerpo de Bomberos y personal de Copeco se mantiene en el sector, donde continuarán realizando monitoreos constantes de la marea, detalló el subcomisionado nacional de Copeco, Carlos Cordero.

Cordero recomendó a la población hondureña y principalmente a los habitantes de la zona costera, estar alerta y pendiente de Copeco y de los medios de comunicación por los informes que emitirán en las próximas horas.

"Sabemos que los hondureños están preocupados. Hemos recibido llamadas de Choluteca y San Lorenzo de personas alarmadas, pero pueden estar tranquilos, ya que la alerta fue suspendida", señaló el subcomisionado nacional de Copeco.

Dijo que los comités de emergencia esperarán la marea alta hasta las 10 de la mañana para que los habitantes de la costa del Pacífico hondureño estén en calma.

Por su parte, el jefe del Sistema de Alerta Temprana de Copeco, Juan José Reyes, confirmó que al menos diez réplicas del sismo se han registrado desde las 10:30 pm del domingo.

Dichas réplicas, de acuerdo a Reyes, han oscilado entre los 4,2 y 5,4 grados en la escala de Richter. El primer movimiento telúrico se originó a 142 kilómetros al suroeste de Amapala.

Copeco descartó que alguno de los temblores haya tenido epicentro en Honduras.

Honduras estuvo bajo alerta verde en marzo del 2011 por el riesgo de tsunami en las costas del Pacífico hondureño, luego del terremoto de 8,9 grados  que estremeció Japón .