Bagdad. Cualquier incremento en la presencia de las fuerzas estadounidenses en el Golfo luego de su retiro de Irak sería imprudente, dijo este lunes el ministro de Relaciones Exteriores de Irán, instando a todas las naciones a actuar con cautela en la conflictiva región.

Ali Akbar Salehi hizo estas declaraciones en Bagdad días después de que la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, advirtiera a Irán que no intente explotar la retirada del país norteamericano a fin de año.

"Los estadounidenses siempre tienen un déficit, desafortunadamente, de racionalidad y prudencia. Por eso creo que es momento de que los estadounidenses sean (...) más prudentes y sabios en su enfoque", aseguró Salehi en una rueda de prensa junto a su homólogo iraquí, Hoshiyar Zebari.

Washington planea reforzar su presencia militar en el Golfo luego de retirarse de Irak y negociar para mantener su fuerza de combate en Kuwait. También está considerando desplegar más barcos de guerra en el área, reportó el domingo el diario New York Times.

Salehi dijo que la región estaba ingresando en un período conflictivo. "Las consecuencias de estos desarrollos aún no las conoce nadie, por eso hay que ser cauteloso. Todos tienen que ser cautelosos, incluyendo Estados Unidos", aseguró.

Bagdad y Washington no lograron ponerse de acuerdo tras meses de conversaciones para mantener a las tropas extranjeras en Irak luego de fin de año.

El presidente estadounidense, Barack Obama, anunció que cumpliría con sus planes de retirar a sus últimos soldados, que actualmente suman 39.000, a fin de año, casi nueve años después de la invasión que derrocó a Saddam Hussein.

Funcionarios estadounidenses han acusado a Irán de interferir en los asuntos iraquíes apoyando a las milicias chiíes.

El domingo, el líder supremo iraní ayatolá Ali Khamenei aclamó la retirada de las fuerzas estadounidenses de Irak como una "página dorada en la historia del país".

"Irak no necesita que nadie intervenga en sus asuntos internos. Irak es un país independiente", aseguró Salehi.

Consultado sobre si Irán estaba preparado para firmar un acuerdo con Irak para entrenar a sus fuerzas e intercambiar información de inteligencia, el ministro respondió: "Seguro. No hay problema con esa sugerencia, hacer un pacto amplio que incluya todas estas ideas".