Tokio. Japón prevé reducir la radiación a la mitad en los lugares contaminados por la crisis nuclear de Fukushima en dos años, retirando tierra, plantas y árboles, además de limpiando tejados en una zona que abarca miles de kilómetros cuadrados.

Las tareas de limpieza podrían costar decenas de miles de millones de dólares y los miles de evacuados podrían no poder volver a sus casas durante años, si es que en algún momento pueden regresar.

El gobierno estima que la radiación en una zona contaminada cae cerca de un 40% en dos años de forma natural y quiere acelerar el proceso en otro 10% mediante el esfuerzo humano, según las directrices de limpieza hechas públicas este viernes.

"Pretendemos reducir los niveles de radiación a la mitad en los próximos dos años en las zonas afectadas, y en un 60% en el mismo periodo en lugares usados por niños", dijo el ministro para la crisis nuclear, Goshi Hosono, en una rueda de prensa.

Otro objetivo clave del gobierno es que la radiación caiga de 20 millisieverts al año, el umbral para la evacuación, en áreas que excedan esta medición. Algunos lugares de la zona de evacuación tienen niveles que lo superan, según los datos difundidos por el gobierno esta semana.

"Finalmente queremos lograr este objetivo en un periodo más corto. La tecnología continúa avanzando y con suficiente financiación y esfuerzos estatales se puede hacer", dijo Hosono.

Japón ha prohibido a la población que entre en un radio de 20 kilómetros alrededor de la planta de Daiichi, que sufrió importantes daños por el terremoto y posterior tsunami del 11 de marzo. Unas 80.000 personas han sido evacuadas.

Las guías también piden limpiezas intensivas en lugares frecuentados por niños como escuelas y parques, reduciendo finalmente los niveles de contaminación en esas áreas por debajo de un millisievert anual.

El área total que requiere limpieza podría rondar entre los 1.000 y los 4.000 kilómetros cuadrados, entre un 0,3% a un 1% de la superficie total de Japón, y costar entre varios billones a 10 billones de yenes, según expertos.