Naciones Unidas. La Asamblea General de Naciones Unidas, compuesta por 192 países, aprobó el martes por unanimidad un segundo mandato de cinco años de su secretario general, Ban Ki-moon, a quien analistas y diplomáticos ven como un sólido aliado de Washington.

El ex ministro de Exteriores surcoreano, que sucedió a su predecesor Kofi Annan en enero del 2007, fue reelegido para el puesto principal del organismo mundial por aclamación. El cargo comenzará a regir el 1 de enero del 2012.

Ban, de 67 años, no tuvo oposición, por lo que su reelección era casi segura después de que el Consejo de Seguridad recomendó la semana pasada que continuara al frente de Naciones Unidas (ONU).

Ban agradeció a los estados miembro por el "gran honor" que le otorgaron.

"Me siento halagado por la confianza y excelso por nuestro sentido de propósitos en común", añadió.

"Mucha gente carece de los derechos humanos básicos. Muchas personas tienen hambre. Muchos niños mueren innecesariamente cada día. Pocas veces Naciones Unidas ha sido más relevante y nunca fue más necesaria", afirmó ante periodistas.

La embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas, Susan Rice, celebró la reelección de Ban y elogió su desempeño en "uno de los trabajos más difíciles del mundo".

"Nadie entiende las cargas de este papel mejor que él", dijo Rice, y agregó que Washington estaba "agradecido de que esté dispuesto a encargarse de ellas".

Todos los grupos regionales de la ONU respaldaron a Ban, incluyendo los de América Latina y el del Caribe, el último en apoyar oficialmente su reelección.

Funcionarios y diplomáticos de la ONU habían dicho que Cuba, Barbados y otros retrasaron el apoyo del grupo en medio de quejas de que Ban había descuidado la región. La Habana negó causar un retraso.

La misión de México ante la ONU negó comentarios de diplomáticos que dijeron que había querido más de un candidato, pero señaló en un comunicado que su representante Claude Heller sugirió actualizar el "procedimiento obsoleto" para elegir al jefe del organismo.

Bajo una regla no escrita de la ONU, el trabajo de secretario general se rota entre las regiones del mundo y no puede ser ocupado por un ciudadano de uno de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad - Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Rusia y China.

Es normal que un titular sirva dos períodos de cinco años, aunque el egipcio Boutros Boutros-Ghali fue destituido tras un mandato en 1996 por Estados Unidos, que sintió que se había desempeñado mal durante la guerra de Bosnia.

A pesar de una disputa con Moscú sobre Kosovo en 2008, Ban trabajó duramente para evitar ofender a las cinco potencias con poder de veto del consejo.