Caracas. El presidente venezolano, Nicolás Maduro, reiteró la noche de este sábado la "complicidad y activa participación" del gobierno de Estados Unidos con sectores de la derecha local para provocar un golpe de Estado en esta nación suramericana desmantelado esta semana.

En una alocución desde el palacio de Miraflores, Maduro rechazó que Washington no expresara su preocupación ante las denuncias hechas por él, las cuales fueron calificadas de "ridículas" por el Departamento de Estado.

"Presidente Obama ni son ridículas ni risibles. Usted debería estar preocupado que a nombre de usted se estén preparando golpes de Estado, intentonas en gobiernos y en repúblicas democráticas como Venezuela", expresó.

El mandatario añadió que el plan, que incluía bombardear la sede de gobierno y otros objetivos estratégicos, fue financiado por sectores radicales en Estados Unidos y "dirigido" desde Washington.

"Vamos a seguir sacando pruebas, vamos a seguir presentando pruebas de toda esta conspiración que se montó desde el gobierno desde Estados Unidos, así salgan a decir que son 'risibles, ridículas'", precisó.

Maduro aseveró que la declaración de la portavoz del Departamento de Estado Jen Psaki en la que se refiere a una "transición democrática" en este país deja "un mensaje muy claro" de apoyo al plan de derrocamiento, pues en Venezuela hay un gobierno "legítimo".

"Aquí no hay ninguna transición y el mensaje del Departamento de Estado los hizo quedar al desnudo, claro, abierto y derrotado", indicó.

Asimismo, el dignatario pidió a las fuerzas armadas estar alertas con los funcionarios y "agentes" de la embajada de Estados Unidos en Caracas, a quienes acusó de contactar con oficiales de la institución castrense para participar en intentos de golpe de Estado para derrocarlo.

"Hermanos y hermanas de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, máxima cohesión, máxima disciplina, máxima unión y ojo pelao (alertas) con los agentes de la embajada norteamericana que están buscando oficiales. Le desgraciaron la carrera a una minoría de oficiales que traicionó su compromiso con la Constitución y la patria", afirmó.

Además, reveló que las autoridades venezolanas están al capturar a la persona que desde Estados Unidos "trajo el guión y manifiesto" que iban a leer los presuntos militares golpistas y que fue redactado por primera vez por un consejero de la embajada de Estados Unidos en Caracas.

El pasado jueves, Maduro reveló que cuerpos de seguridad locales frustraron esta maniobra, la cual contemplaba el magnicidio y bombardeos a objetivos clave como el Palacio Presidencial de Miraflores, los ministerio de Defensa y de Interior, el Consejo Nacional Electoral, la Asamblea Nacional y el canal multiestatal Telesur.

Con ello pretendían, además, convocar a las fuerzas armadas a una insubordinación general e iniciar una insurrección militar que justificara la intervención de organismos extranjeros, dijo.