Tegucigalpa. Horas después que el presidente de Honduras, Porfirio Lobo Sosa, se reuniera sorpresivamente con los mandatarios de Venezuela, Hugo Chávez, y de Colombia, Juan Manuel Santos; el ex gobernante hondureño, Manuel Zelaya, aseguró a sus seguidores que se mantendrá “vigilante al proceso” de mediación que a partir de este sábado iniciaron los presidentes sudamericanos con el fin que Honduras sea reincorporada a la Organización de Estados Americanos (OEA).

Mediante una carta enviada desde República Dominicana, Zelaya relata haber recibido una llamada telefónica desde Colombia, mediante la cual se le confirmaba la determinación de que los presidentes Chávez y Santos se involucrarían en el proceso con el que se busca una salida definitiva a la crisis política con repercusiones internacionales tras la destitución de “Mel” en junio de 2009.

Honduras fue suspendida del organismo continental el 4 de julio de 2009.

“Desde Colombia respondí a la llamada de los presidentes, Hugo Chávez, Juan Manuel Santos y Porfirio Lobo; en la cual se ha formado la voluntad de que los presidentes de Colombia y Venezuela actuarán como mediadores para una solución a la crisis de Honduras arrastrada desde el golpe de Estado, y se ha puesto la disposición de sus gobiernos y cancilleres para consensuar a favor de la democracia y de los derechos humanos en el país”, dice parte de la misiva, difundida la noche de este sábado por Radio Globo.

“Nos mantendremos vigilantes ante el desarrollo de este proceso, el que tiene aprensiones que deseamos superar y convertirlo en oportunidad real para restablecer la institucionalidad del país y poner un alto definitivo en el nombre de Honduras”, continúa el documento.

Anticipándose al malestar que podría generarse entre sus seguidores, por el giro que dio el tema de la reincorporación de Honduras a la OEA y tras el anuncio del presidente venezolano de que servirá como mediador, Zelaya aseguró que se mantendrá leal a pueblo, y garantizó transparencia en la información que se derive de dicho diálogo.

“Reitero mi compromiso y lealtad al pueblo hondureño y garantizo la mayor transparencia en la información que se produzca, así como en los actos que hayamos que emprender que reflejen el desconocimiento de nuestros derechos como sociedad a la que estamos sometidos”, afirmó “Mel”.

Para finalizar, el derrocado mandatario dijo que “confirmo mi apoyo incondicional al magisterio hondureño y al sector obrero, y llamo al pueblo a responder patrióticamente ante los intereses de los trabajadores y trabajadoras de la educación y los valores más elevados de nuestra nación”.

El encuentro de “Pepe” y sus homólogos sudamericanos fue calificado como positivo por el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza.

Por su parte, el dirigente campesino, Rafael Alegría, aseguró que el encuentro entre Chávez y Lobo fue informal y no oficial, lo que indica que Venezuela no reconoce aún al gobierno de Honduras.

Mientras, el ex fiscal general de Honduras, Edmundo Orellana, es de la opinión que ahora Porfirio Lobo debe mostrar su liderazgo.