México DF, Andina. Miles de mexicanos pidieron un pacto que aglutine a todas las fuerzas políticas y sociales para terminar con la ola de violencia derivada del narcotráfico que azota el país, y que desde 2006 ha causado la muerte al menos a 35.000 personas.


La multitudinaria manifestación bajo el lema "Paz con Justicia y Dignidad", en la que participaron ciudadanos llegados de distintos puntos del país, concluyó en el Zócalo, principal plaza de la capital.

Globos blancos, flores, banderas de México, fotos de víctimas, pancartas con mensajes como "¡Estamos hasta la madre! Alto a la guerra", "Ni un muerto más" y "No+sangre" fueron algunos de los símbolos que acompañaron a los manifestantes en Ciudad de México.

El poeta Javier Sicilia, principal convocante, demandó la renuncia del secretario de Seguridad Publica Genaro García Luna.

El escritor, cuyo hijo fue asesinado junto a otras seis personas a finales de marzo en un balneario de Morelos, se ha convertido en emblema del hartazgo general de la población ante la situación de violencia e inseguridad.

"Sin una limpieza honorable de sus filas y un compromiso total con la ética política, los ciudadanos tendremos que preguntarnos en las próximas elecciones por qué cartel y por qué poder fáctico tendremos que votar"

Javier Sicilia, poeta y convocante de la marcha
En su discurso, Sicilia dijo que no aceptarán los resultados de otras elecciones si los partidos políticos no limpian de sus filas a quienes puedan estar implicados en la delincuencia organizada.

El próximo año se elige presidente en México, y, en su opinión, si no existe un compromiso claro por la paz y la justicia, "las elecciones de 2012 serán las de la ignominia".

"Sin una limpieza honorable de sus filas y un compromiso total con la ética política, los ciudadanos tendremos que preguntarnos en las próximas elecciones por qué cartel y por qué poder fáctico tendremos que votar", senaló el poeta.

En algunas capitales del extranjero, como Londres o París, también se celebraron concentraciones para pedir el fin de la violencia en México.

La segundaSegún cifras oficiales, al menos de 35,000 personas han muerto desde hace cinco años, cuando el presidente Felipe Calderón inició la ofensiva contra el narcotráfico.

Ésta es la segunda gran movilización contra la violencia en un mes, recuerda la BBC.


Miles de personas se mantuvieron en silencio durante la marcha. La primera, celebrada a comienzos de abril, también estuvo liderada por Sicilia.

El pasado jueves, el poeta comenzó a marchar en Cuernavaca con destino a la capital mexicana. A lo largo del camino, de 80 kilómetros, se unieron a él cientos de personas procedentes de distintos movimientos sociales, todos marchando en silencio y bajo el lema "Hasta la madre" (o "estamos hartos").

El presidente mexicano dijo respetar la marcha y aseguró en un mensaje a la nación que entiende que pueda haber "desánimo" entre la población.

Sin embargo, declaró que "no es opción retirarse de la lucha". "Al contrario -dijo-, hay que redoblar el esfuerzo, porque si dejamos de luchar, ellos (los criminales) van a secuestrar, a extorsionar y matar por todo el país".

En el sureste del país, en San Cristóbal de las Casas, la invitación de Sicilia también tuvo una amplia acogida.