Lograr la felicidad de los empleados puede ser hoy el factor más importante en la evaluación que recibe una jefatura. Más que el sueldo que llegará a fin de mes, los profesionales jóvenes estiman quedarse en un lugar de trabajo si se sienten gratificados con los objetivos laborales y el ambiente creativo en el que se desempeñan. De respetarse sus ideas, su creatividad, ellos devolverán permanencia e ímpetu. Ya no es clave la ardua batalla por lograr un aumento salarial.

Por eso es que muchas empresas están trabajando para alcanzar una mejor cultura laboral y empiezan a establecer nuevas prioridades, como flexibilidad de horario y construcción de equipos, con la esperanza de tener un personal más feliz y productivo.

“Tiene sentido que el índice de satisfacción laboral de los trabajadores perteneciente a los grupos de 18 a 24 años, y 25 a 34 años, disminuya y sea menor con respecto al promedio total de edades, ya que dentro de las etapas de la vida laboral ambos grupos se encuentran en la fase de la promesa, todavía definiendo sus metas con respecto a su carrera y trabajo."

Nada extraño es que preguntas como ¿encuentra su trabajo interesante y significativo?, ¿sientes que tu trabajo está siendo reconocido y estás recibiendo suficiente entrenamiento? O ¿cómo evaluarías las relaciones de trabajo?, sean hoy consulta habitual de los equipos de recursos humanos de las organizaciones, principales interesadas en tener a su personal contento.

Pese a la importancia que hoy se le da a la sensación de cobijo y felicidad que debiera sentir el profesional dentro de su trabajo, en Chile la insatisfacción no ha dejado de crecer, según el último sondeo de la consultora Randstad, especializada en recursos humanos.

¿Qué pasa en Chile?

En la última edición del Workmonitor, estudio de tendencias de recursos humanos, concluyó que la satisfacción laboral de los chilenos con su actual empleador disminuyó 3 puntos porcentuales respecto al promedio anual del año pasado, y 1 punto con respecto al trimestre anterior, obteniendo 66% de trabajadores satisfechos o muy satisfechos con su empleo. Chile, entonces, se posiciona en el ránking en la posición número 28 del total de 33 países consultados en dicha materia.

Si analizamos por rango etario, los empleados más satisfechos con su actual posición laboral se encuentran entre los 55 y 67 años (75%), y los de entre 45 y 54 años (67%). Un elemento importante en los resultados del estudio es la diferencia con el trimestre anterior en el grupo de 25 a 34 años (60%), que sufrió un descenso notable en la satisfacción, cayendo 10 puntos porcentuales respecto al último trimestre del 2016. O sea, en su mayoría millennials.

Sorpresa podría generar el alto nivel de insatisfacción de los más jóvenes, ya que a nivel país más del 62% de los chilenos, entre 15 a 64 años de edad, tiene un empleo remunerado, pese a que este es menor que el promedio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), de 66%. Si lo vemos por género, cerca del 73% de los hombres tienen un empleo remunerado, en comparación con el 52% de las mujeres. Al mismo tiempo, solo el 14% de los empleados tiene un horario de trabajo muy largo, cifra levemente mayor que el promedio de la OCDE, 13%.

El descontento de los millennials

En cuanto a la denominada generación del Milenio, Rita González, CEO de Ranstad, desdramatizó el resultado del informe y afirmó que “tiene sentido que el índice de satisfacción laboral de los trabajadores perteneciente a los grupos de 18 a 24 años, y 25 a 34 años, disminuya y sea menor con respecto al promedio total de edades, ya que dentro de las etapas de la vida laboral ambos grupos se encuentran en la fase de la promesa, todavía definiendo sus metas con respecto a su carrera y trabajo, y buscando generar experiencias laborales positivas que les permitan crecer como profesionales. Y muchas veces esas expectativas no corresponden con lo que le ofrecen sus empleadores”.

-¿Cómo sería la tendencia de empleo de dicho grupo?

-Para el grupo etario de los 18 a los 24 años destaca en los resultados del estudio que el 26% está enfocado en obtener una promoción (ascenso), 7 puntos porcentuales más que el trimestre anterior (19%). Con respecto a la búsqueda activa, 11% afirma que se encuentra buscando empleo, 2 puntos menos que el último trimestre del año pasado (13%). Adicionalmente, también descendió el porcentaje de personas que tienen la necesidad de hacer algo complemente diferente en términos de su trabajo o carrera. Este periodo se encuentra en 14% y el trimestre anterior en 21%.

Los encuestados pertenecientes a los rangos de edades de 25 a 34 años respondieron que 24% está enfocado en obtener una promoción, 1 punto porcentual menos que el último trimestre del 2016 (25%). Con respecto a la búsqueda activa, 18% de los encuestados afirma que se encuentra en la búsqueda de otro empleo, 1 punto menos que el trimestre pasado (19%). Por otro lado, 20% afirma que tienen la fuerte necesidad de hacer algo completamente diferente en términos de su trabajo o carrera, 1 punto más que el resultado del trimestre anterior (19%).

-¿La disminución de búsqueda de empleo es sólo de los millennials?

- El descenso de la búsqueda activa de empleo no solo se observa en los grupos de edades más jóvenes, sino que en general hubo una disminución del índice a 14,3% puntos menos en comparación al trimestre anterior. Adicionalmente, esta cifra ha ido disminuyendo progresivamente desde el primer trimestre del 2014 cuando se encontraba en 20%. Este factor se relaciona con la desaceleración económica en donde los trabajadores son más cautos al momento de buscar nuevas oportunidades de empleo. A pesar de esta disminución, los trabajadores de 18 a 24 años, para este trimestre son los más enfocados en obtener un ascenso.

Las caracteristicas laborales marcan la diferencia

Cecilia Mayo, directora de marketing y comunicaciones de Edenred Chile sostiene que con un estudio de dicha organización, pudieron determinar que, a la hora de seleccionar un lugar de trabajo, los millenials ponen especial énfasis en tener una jefatura de calidad. “Lo anterior es de vital preocupación, considerando que el 78% señala que un buen jefe debe saber escuchar a sus trabajadores”, asegura. Dentro de este contexto, un estudio llevado a cabo por Edenred, muestran que los Millenials en un grupo importante, que llegó al 56% valoran que su empresa recompense el esfuerzo de todos los trabajadores, mientras que el 34% considera importante contar con una gerencia que se preocupe de la gente.

Chile cae y la región se fortalece

En el análisis global y con respecto a naciones como China (57%), Hong Kong (54%) y Japón (48%) que son los países que se encuentran en las últimas posiciones del ranking mundial con peor satisfacción laboral.

Latinoamérica se mantiene firme en su crecimiento y de los países estudiados, todos poseen mejores índices de satisfacción laboral que Chile, como por ejemplo: Argentina (69%) en la posición 22, Brasil (74%) se ubica en la posición 15 y liderando el ranking mundial se encuentra México (85%).