Venezuelas. El ministro de Interior venezolano, Miguel Rodríguez, se reunió este sábado con el gobernador del estado Miranda y líder de la oposición, Henrique Capriles, y con los 21 alcaldes que forman esta entidad durante seis horas para coordinar esfuerzos en materia de seguridad.

"Esta reunión creo que va a ser provechosa, productiva para articular planes, para tomar decisiones, para resolver este tema (el de la inseguridad) que nos une a todos los venezolanos", declaró Rodríguez a los periodistas una vez finalizado este encuentro.

Informó que durante la reunión tanto el gobernador como los alcaldes presentaron un diagnóstico de la situación de sus municipios lo que, dijo, "permitió (...) tener un diagnóstico bastante claro, detallado (...) de la situación del estado Miranda en materia de seguridad".

Indicó que uno de los puntos de consenso a los que se llegó fue el de controlar la circulación de las motocicletas, vehículo que se ha multiplicado en las calles venezolanas en los últimos tiempos y que está relacionado con diversas violaciones de la ley, a partir de determinada hora de la noche.

Comentó que para afinar las políticas en la Gran Caracas, se reunirá con los alcaldes de los municipios mirandinos de Baruta, Chacao, Sucre y El Hatillo que en parte la conforman, todos opositores.

El gobernador de Miranda y líder de la oposición venezolana, Henrique Capriles, declaró a continuación que "ahora tenemos que hacerle seguimiento a las propuestas (...) para que no nos quedemos en el día de hoy y que podamos exhibir resultados".

Capriles reveló que se habló de temas relacionados con los servicios de bomberos, protección civil, educación, patrullaje policial o del sistema penitenciario en el estado.

El ministro de Interior comenzó esta semana con las reuniones con los 23 gobernadores de los estados de Venezuela para coordinar políticas en la lucha contra la inseguridad en la que está sumergido el país.

Estos encuentros para comenzar a unir esfuerzos fueron propuestos por el presidente del país, Nicolás Maduro, durante la reunión que mantuvo hace dos semanas con los gobernadores y en la que también participó Capriles, en el que fue su primer cara a cara tras las elecciones presidenciales del 14 de abril,

Esta reunión estuvo fomentada por la vuelta a la actualidad informativa de la inseguridad en el país tras el asesinato de la actriz Mónica Spear y su compañero en una céntrica autopista del país tras ser tiroteados por unos ladrones que aprovecharon una avería en su vehículo para tratar de robarles sus pertenencias.

Según cifras oficiales, la violencia en Venezuela se cobró la vida de más de 11.000 personas el año pasado, cifra inferior a las 16.000 de 2012, aunque la organización no gubernamental Observatorio Venezolano de Violencia asegura que los asesinatos fueron cerca de 25.000 en 2013.