Bogotá. Al menos 29 personas murieron como consecuencia de un gigantesco alud de tierra que sepultó parte de un barrio construido sobre la ladera de la ciudad de Manizales, en el centro de Colombia, informó este domingo el gobierno.

La tragedia, que según información preliminar pudo haber sido ocasionada por filtraciones de agua en la parte alta de la montaña y las lluvias, se registró este sábado en el barrio Cervantes de Manizales, la capital del departamento de Caldas, en la zona cafetera de Colombia.

"Son 24 cadáveres que se han recuperado y se han identificado cinco más. Eso suma infortunadamente 29 hasta ahora. Dieciséis personas se han rescatado con vida y un poco más de 20 siguen desaparecidas", dijo el presidente Juan Manuel Santos después de visitar la zona del alud.

Equipos de rescate de la Cruz Roja y Defensa Civil, con el apoyo de máquinas excavadoras y perros, trabajan en el rescate de las personas desaparecidas y en la retirada de toneladas de tierra.

La temporada de lluvias que se registra en Colombia ha dejado hasta el momento unas 66 personas muertas y miles de damnificados, según las estadísticas oficiales.

El gobierno teme que las lluvias afecten la producción de café y de carbón, dos de los principales productos de exportación del país.