Londres. Un abogado de Julian Assange, el fundador de WikiLeaks, dijo este miércoles que sus seguidores habían reunido cerca de la mitad de las 200.000 libras (US$317.400) en efectivo que necesita para asegurar su libertad bajo fianza, tras ser acusado de delitos sexuales en Suecia.

El abogado Mark Stephens dijo que miembros del público habían pedido contribuir al fondo para la liberación del australiano, quien enfureció a las autoridades estadounidenses al orquestar la difusión de miles de cables diplomáticos secretos.

Assange se encontraba en una cárcel londinense luego de que las autoridades suecas apelaran una decisión del juez de liberarlo bajo fianza. Assange niega cualquier delito. La apelación se realizará hacia el jueves en la tarde.

"Debemos conseguir 200.000 libras en billetes y es difícil", dijo el abogado Mark Stephens a BBC News.

"Tenemos cerca de la mitad de eso ahora, pero por supuesto la gente entenderá que incluso las personas adineradas no tienen esa cantidad de dinero cerca", agregó.

Partidarios prominentes

Figuras públicas reconocidas, como el cineasta estadounidense Michael Moore, el periodista australiano John Pilger y el escritor británico Hanif Kureishi, prometieron ayudar a Assange.

"Estoy recibiendo ofertas del público general que llega y dice 'realmente nos gustaría contribuir con esto. Julian Assange no debería estar en prisión'", agregó Stephens.

El abogado acusó a las autoridades suecas de ser insensibles al no especificar si la audiencia de apelación sería el miércoles o el jueves, aumentando aún más los gastos legales de Assange.

"¿Por qué las autoridades suecas desean tan fuertemente que Julian Assange pase la Navidad en la cárcel, tienen los genes de Scrooge?", dijo Stephens, refieriéndose al cruel personaje de la novela "Un Cuento de Navidad" de Charles Dickens.

Las condiciones de la fianza de Assange indican que debe permanecer en una casa de campo en el este de Inglaterra que pertenece a un seguidor, reportarse a la policía a diario y portar una etiqueta electrónica.

La corte pidió 40.000 libras adicionales en garantías que serían pagadas en caso de que Assange desaparezca.

No obstante, las autoridades suecas temen que el acusado huya de la justicia.

"El sigue en un importante riesgo de fuga y ninguna condición que la corte pueda imponer podría evitar su huida", dijo la fiscal Gemma Lindfield, representando a las autoridades suecas, en la audiencia del martes.