Moscú. Médicos de Moscú afirmaron que estaban siendo cautelosos al diagnosticar a pacientes enfermedades vinculadas al calor y el humo de los incendios forestales por temor a perder sus empleos, aludiendo al largo historial de Rusia de encubrir el impacto de desastres.

Muchos rusos han criticado la lenta respuesta del gobierno a los incendios forestales, que afectan a grandes extensiones de Rusia y generaron una perjudicial nube de humo que ha ahogado a la capital por varios días.La oposición acusó a las autoridades de estar en negación.

El poderoso alcalde de Moscú, Yuri Luzhkov, notablemente silencioso durante la crisis desde que se fue de vacaciones el 2 de agosto, regresó el domingo debido a "la situación que vive la ciudad producto de los incendios", dijo su portavoz, citado por agencias de noticias.

Los incendios causados por el clima más caluroso desde que comenzaron los registros hace 130 han dejado a miles sin hogar y llevaron a funcionarios a recomendar no aventurarse al aire libre en Moscú, donde los vuelos fueron desviados y sus residentes usan máscaras.

El Ministerio de Emergencias dijo el domingo que el área de incendios forestales en la región de Moscú se había triplicado desde el viernes y que actualmente se extiende a 210 hectáreas.

Francia, en respuesta a la petición de ayuda de Moscú, ofreció 120 hombres, 37 vehículos, 15 bombas a motor y un avión de bombardeo DASH con agua, dijo el domingo la prensa francesa.

Un médico de una clínica de Moscú que no fue identificado escribió en su sitio web que los restos de personas que perecieron por el golpe de calor y enfermedades generadas por el humo se estaban apilando en el sótano, dado que "los frigoríficos están llenos", lo que deja "olor a podrido".

El médico indicó que la situación era similar en hospitales de todo Moscú.

"(Pero) no podemos dar ese diagnóstico, no queremos ser despedidos. Tenemos familias que alimentar", dijo en su sitio http://mamako.livejournal.com/704159.html; en comentarios que fueron divulgados el domingo por varios medios rusos.

El funcionario agregó que si se declara un estado de emergencia en Moscú como en otras regiones, los médicos tendrían que recibir salario doble.

Otro médico de un importante hospital, hablando a condición de anonimato, declaró a Reuters que el personal recibió una orden de la administración de no vincular las enfermedades de los pacientes con la ola de calor y el humo.