Buenos Aires. Los aeropuertos de Buenos Aires, los principales de Argentina, y el de Uruguay, normalizaban sus vuelos este sábado mientras se despejaba una nube de ceniza volcánica esparcida desde Chile, dijeron fuentes de los terminales aéreos.

Las principales aerolíneas que operan desde los dos aeropuertos que sirven a Buenos Aires regularizaban sus vuelos y reprogramaban los que fueron cancelados este viernes por la nube de cenizas volcánicas del complejo Cordón Caulle, dijo una fuente oficial de Aeropuertos Argentina 2000.

"Los vuelos que salen y llegan en la capital funcionan sin problemas. La nube (de cenizas) se está alejando hacia la cordillera", afirmó la fuente aeroportuaria.

En el aeropuerto uruguayo de Carrasco los vuelos también volvían paulatinamente a normalizarse debido al alejamiento de las cenizas.

"Desde la mañana se está operando con normalidad. Según el informe de Metereología, que rige hasta la tarde, la situación va a seguir normal", dijo a Reuters Cecilia Alarcón, jefa de operaciones de Puerta del Sur, concesionaria de la terminal uruguaya.

La aerolínea chilena LAN, que este viernes canceló sus vuelos desde y hacia los aeropuertos de Buenos Aires, dijo este sábado que "a partir de las 8.00 de la mañana del día de hoy reanudará paulatinamente sus operaciones desde y al Aeroparque Jorge Newbery y el Aeropuerto Internacional de Ezeiza".

La estatal Aerolíneas Argentinas, que interrumpió servicios a las ciudades brasileñas de Río de Janeiro y Sao Pablo, notificó en su página web la reprogramación de vuelos y dijo que siguen suspendidas las operaciones regulares hacia y desde los aeropuertos de Bariloche, Chapelco, Trelew, Neuquén, Viedma y Santa Rosa.

Las brasileñas Gol y Tam informaron que retomaron sus operaciones internacionales.

Desde la erupción del Cordón Caulle a inicios de junio los vuelos en el Cono Sur sudamericano están operando con dificultades e intermitentemente son cancelados.