Washington. El científico nuclear iraní, que dijo haber sido secuestrado hace un año por agentes de Estados Unidos, fue un informante de la CIA dentro de Irán durante varios años, reportó el jueves el New York Times citando a funcionarios estadounidenses.

Shahram Amiri regresó a Teherán el jueves, diciendo que fue presionado para que mintiera sobre el programa nuclear iraní. Washington niega haber secuestrado a Amiri e insiste en que él vivía libremente en Estados Unidos.

Funcionarios dijeron que el científico describió a oficiales de inteligencia estadounidenses detalles sobre cómo una universidad en Teherán se convirtió en la sede encubierta de los trabajos nucleares iraníes, reportó el diario.

Mientras aún se encontraba en Irán, Amiri también fue una de las fuentes consultadas para elaborar el controvertido reporte "Estimación Nacional de Inteligencia" sobre el supuesto programa de armas de Irán, publicada en el 2007, dijeron los funcionarios de acuerdo a citas de la publicación.

Un funcionario dijo que Amiri entregó información "importante, original" sobre aspectos secretos del programa nuclear de su país, informó el diario.

Los funcionarios estadounidenses dijeron al New York Times que en un momento, mientras trabajaba como informante secreto, Amiri visitó Arabia Saudita, desde donde la CIA organizó su salida hacia Estados Unidos.

Amiri eventualmente arribó a Estados Unidos y se estableció en Arizona. El New York Times dijo que no estaba claro si el científico trató de llevar a su esposa e hijo con él.