Cisjordania. El gobierno de Israel procesó este lunes a una adolescente palestina de 16 años de edad bajo una serie de cargos que incluyeron agresiones, por golpear a un soldado israelí en la cara hace dos semanas, un incidente que la convirtió en una heroína entre los palestinos y fue visto como humillante por los israelíes de derecha.

Israel ha retenido a Ahed Tamimi desde su arresto tres días después de que fue filmada golpeando al soldado en la entrada de la casa de su familia en un poblado en la ocupada Cisjordania. La confrontación tuvo lugar después de lo que Israel dice que fue un ataque a pedradas contra sus tropas.

El caso la convirtió en un símbolo tan importante para los palestinos que un comentarista del diario izquierdista israelí Haaretz dijo que Israel se arriesgaba a convertirla en la "Juana de Arco palestina".

Por su parte, los israelíes derechistas han debatido si el soldado había aparecido débil al optar por no responder al golpe. El ejército israelí dijo que él "actuó profesionalmente" al mostrarse controlado.

La lista de cargos contra Tamimi, a la que accedió Reuters, incluía agresión grave contra un soldado, quien, según el ejército, quedó con la frente hinchada por el golpe; obstrucción a un soldado en el desempeño de su deber; y lanzar pedradas a las tropas.

"Tamimi les arrojó piedras (a los soldados), los amenazó, obstruyó que cumplieran su deber, participó en disturbios e incitó a otros para que participaran", dijo el ejército en su cuenta de asuntos públicos en Twitter.

La abogada de Tamimi, Gaby Lasky, dijo que estaba segura de que algunos de los cargos eventualmente se descartarían, pero sin embargo los fiscales podrían buscar la pena máxima por los otros.

"Estoy segura de que quieren tenerla todo el tiempo que sea posible porque no quieren a la voz de la resistencia fuera de prisión", dijo Lasky a Reuters en la corte marcial en la cárcel de Ofer, cerca de la ciudad palestina de Ramallah.

A Tamimi no se le pidió que dijera cómo se declaraba en el caso, en esta etapa. La corte marcial dio a su abogada más tiempo para estudiar los cargos.

Un adulto declarado culpable de agredir a un soldado puede ser encarcelado por hasta 10 años pero tal resultado sería improbable para Tamimi, que es menor de edad.