El huracán Isaac provocó pérdidas aseguradas de entre US$700 millones y US$2.000 millones luego de impactar en la costa del Golfo de México a comienzos de esta semana, indicó la firma de evaluación de desastres AIR Worldwide.

Las estimaciones de AIR son levemente mayores a las que efectuó su par Eqecat, que anteriormente ubicó las pérdidas costeras aseguradas en entre US$500 millones y US$1.500 millones.

En ambos casos, las proyecciones sugieren que Isaac provocó mucho menos daño que el huracán Irene en el 2011, que generó serias inundaciones y cortes de energía prolongados en los estados del noreste de Estados Unidos y en Nueva Inglaterra.

Irene, que es considerado el décimo huracán más costoso de la historia de Estados Unidos, causó pérdidas aseguradas por US$4.300 millones.

State Farm, por lejos la mayor aseguradora en Luisiana, Alabama y Misisipi, dijo previamente el jueves que ya había recibido alrededor de 1.100 presentaciones de afectados. Aproximadamente el 90% de ellas eran por pólizas de seguro de hogar y el resto, por daños en automóviles.