Gaza. Al menos 15 palestinos murieron y cientos resultaron heridos el viernes en Gaza por la acción de las fuerzas de seguridad israelíes, dijeron funcionarios médicos, en medio de las mayores manifestaciones palestinas a lo largo de la frontera entre Israel y el enclave en los últimos años.

Decenas de miles de palestinos, que presionan por el derecho de los refugiados a regresar a lo que ahora es Israel, se reunieron en cinco zonas a lo largo de una frontera vallada de 65 kilómetros, donde levantaron carpas para participar en una protesta que se extendería por seis semanas, según funcionarios locales.

Militares israelíes estimaron que unos 30.000 palestinos se han reunido en el lugar.

Las familias llevaron a sus hijos a los campamentos ubicados a solo cientos de metros de la barrera que separa a las fuerzas de seguridad israelíes del enclave gobernado por el grupo islamista Hamas.

Pero a medida que avanzaba el día, cientos de jóvenes palestinos ignoraron los llamados de los organizadores y del Ejército israelí para que se mantuvieran alejados de la frontera, donde soldados del Estado judío apostados al otro lado de la valla vigilaban el lugar.

El Ejército israelí dijo que sus tropas habían usado "medios de dispersión de disturbios y disparos contra los principales instigadores" de la protesta, agregando que algunos manifestantes quemaron neumáticos y arrojaron piedras cerca de la frontera.

Al menos dos de los muertos eran militantes de Hamas, dijo un militar israelí.

Funcionarios palestinos de salud señalaron que las fuerzas israelíes usaron principalmente armas de fuego contra los manifestantes, además de gases lacrimógenos y balas de goma. Testigos dijeron que el Ejército había desplegado un avión teledirigido en al menos una zona para que arroje gases lacrimógenos.

La protesta se enmarca en el "Día de la Tierra", un evento anual palestino que conmemora la muerte de seis ciudadanos árabes por la acción de las fuerzas de seguridad de Israel durante unas manifestaciones en rechazo a unas confiscaciones de tierras en 1976.

Los manifestantes exigen que los refugiados palestinos puedan retornar a las ciudades y pueblos de los que sus familiares huyeron o fueron expulsados cuando se creó el Estado israelí en 1948.