Moscú, Andina. Un avión de pasajeros, modelo YaK-42, se estrelló e incendió poco después de despegar en la parte central de Rusia, causando la muerte de al menos 36 personas, informó un cable urgente de la agencia oficial rusa RIA Novosti.

El avión se accidentó poco después de su despegue en la ciudad de Jaroslavl, a 280 kilómetros al noreste de Moscú, informó el Ministerio de Protección Civil.

A bordo viajaba el equipo de hockey sobre hielo Lokomotive Jaroslavl, que se dirigía a un partido en la capital bielorrusa, Minsk.

Entre las víctimas hay jugadores de nacionalidades sueca, polaca, ucraniana, checa, alemana, bielorrusa y letona. En total viajaban 37 personas a bordo, pero una está desaparecida.

Por ahora se desconocen las causas del siniestro del avión, un Jak-42. Según funcionarios de la agencia de aviación Rosaviatsia, el avión despegó, se inclinó hacia la izquierda y después cayó al suelo a unos 500 metros del aeropuerto.

En Jaroslavl se celebra en estos momentos un foro político internacional con numerosos prominentes invitados bajo el patrocinio del presidente Dmitri Medvedev, consigna la agecia DPA.