San Salvador. Al menos unas 700 personas se encuentran refugiadas de forma preventiva en parques y canchas en El Salvador debido a un enjambre sísmico que ha causado daños en centenares de viviendas pero no víctimas fatales, informó el lunes Protección Civil.

Desde el sábado por la noche hasta la mañana el lunes las autoridades reportaron 484 sismos en el sureste del país centroamericano, de los cuales unos 75 fueron percibidos por la población.

El director de Protección Civil, Jorge Meléndez, explicó que según el informe preliminar realizado en tres municipios, los temblores provocaron daños en unas 289 viviendas, una alcaldía, un centro de salud y cuatro escuelas.

Agregó que una niña de tres años sufrió lesiones leves después que se cayera parte del techo de su vivienda.

“Van a continuar los sismos, ahora levantaremos la primera evaluación de daños. Mientras la gente permanece en los refugios, registraremos aquellas viviendas sismo resistentes”, dijo Meléndez a Reuters.

Protección Civil declaró una alerta naranja, que consiste en labores permanentes de monitorización y atención de las emergencias.

El origen del enjambre sísmico se debe a la actividad natural de una falla geológica local y podría prolongarse hasta por un mes, señaló Meléndez.