Dubái. Al Qaeda en la Península Arábiga negó este domingo que esté planeando realizar acciones para coincidir con el peregrinaje musulmán de Haj hacia Arabia Saudita luego de que un ministro saudita dijo que una operación de este tipo no podía ser descartada.

Hace poco más de una semana, la rama de Al Qaeda con sede en Yemen reivindicó el complot para enviar dos paquetes con explosivos a Estados Unidos que causó una alerta global de seguridad.

Los explosivos fueron interceptados en Dubái y Gran Bretaña antes de que pudieran ser detonados gracias a un aviso de Arabia Saudita.

"Nos oponemos a cualquier crimen contra los peregrinos (...) Haj es un pilar del Islam y estamos deseosos (de no derramar) la sangre de los musulmanes, dónde quiera que estén. La Meca es más sagrada que cualquier otro lugar", dijo el grupo en un comunicado publicado en un sitio web islamista usado a menudo por militantes.