Dubai. Al Qaeda ha designado a un líder temporal y a un nuevo jefe de operaciones tras la muerte de Osama bin Laden en una operación de comandos estadounidenses en Pakistán, dijo este miércoles la cadena de televisión Al Yazira citando a su propio corresponsal.

En un urgente, la cadena árabe informó de que el integrista egipcio Saif al Adel ha sido nombrado líder provisional, mientras que Mustafa al Yemeni dirigirá las operaciones.

A primeros de mes, un comando especial de Estados Unidos mató a Bin Laden en la vivienda en la que permanecía escondido cerca de la capital de Pakistán.

Según fiscales estadounidenses, Adel es uno de los principales mandos militares de Al Qaeda y ayudó a planear los atentados contra las embajadas estadounidenses en Nairobi y Dar es Salaam de 1998. También creen que estableció campos de entrenamiento de Al Qaeda en Sudán y Afganistán en los años 90.

Un experto en la red integrista dijo el martes que Adel probablemente no actuaría como jefe de organización.

"Este papel que ha asumido no es el de líder general, pero está al mando en términos operativos y militares", dijo Noman Benotman, un antiguo socio de Bin Laden que ahora es una analista del centro de análisis británico Quilliam Foundation.

Se cree que Adel huyó a Irán tras la invasión estadounidense de Afganistán después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 y que posteriormente fue detenido ayer bajo algún tipo de arresto domiciliario, según algunos medios.

Medios árabes han publicado que las autoridades iraníes le dejaron en libertad hace alrededor de un año, y que volvió a la región fronteriza entre Afganistán y Pakistán. Algunos analistas creen que podría haber vuelto a Irán o Afganistán en las últimas semanas.