Tegucigalpa. La fuga de gases en una bomba de cobalto tiene en alerta este miércoles a autoridades hondureñas y del Cuerpo de Bomberos, que ordenaron la evacuación masiva en un radio de un kilómetro y medio en el suroeste de Tegucigalpa.

La bomba de cobalto se encuentra bajo el resguardo de la Secretaría de Recursos Naturales (Serna) en una bodega ubicada en la carretera que conduce a Ciudad Mateo, a dos kilómetros de la aldea Las Tapias.

El Cuerpo de Bomberos recibió el llamado a las 9:30 de la mañana, después que se activaron las alarmas por la emanación de gases de la bomba de cobalto, informó el teniente Manolo Laguardia.

"No queremos alarmar a nadie ni mucho menos", dijo Laguardia cuando explicaba ante medios de comunicación la decisión de evacuar al personal de la bodega de Serna y pobladores cercanos debido a los altos niveles de radiación en la denominada "zona cero".

Un kilómetro después, los niveles de radiación son bajos. No obstante, como medida de prevención el aislamiento total se extenderá kilómetro y medio.

El operativo implementado a raíz de esta contingencia se prolongará hasta las 6:00 de la tarde de este miércoles.

El problema es que los socorristas no cuentan con el equipo de protección personal y están a la espera que les sea enviado desde Guatemala.

Laguardia explicó que el viento juega un papel importante ya que trae "olas de radioactividad".

La exposición a una alta radiación causa diversos tipos de cáncer, impotencia sexual y problemas en la piel.

Las secuelas, recordó Laguardia, trascienden con el tiempo, "como vimos en Chernobyl", comparó.