Palermo, Italia. Jueces que condenaron a uno de los más antiguos amigos del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, por vínculos con la mafia dijeron que servía como mediador entre el principal político del país y un jefe criminal, mostraron el viernes documentos de la corte.

La corte de apelaciones de Sicilia confirmó en julio una condena por vínculos con la mafia contra Marcello Dell'Utri, un senador del partido de Berlusconi y un fundador del precursor Fuerza Italia, pero rebajó su sentencia a siete años desde los nueve anteriores.

El viernes, los jueces entregaron la razón de su decisión en documentos judiciales vistos por Reuters.

Según los documentos, Dell'Utri "realizó una actividad de mediación como un nexo entre la organización mafiosa Cosa Nostra, representada por su principal personaje en el momento Stefano Bontate, y Silvio Berlusconi".

Un portavoz del gobierno, hablando desde Lisboa donde el primer ministro se encuentra para una cumbre de la OTAN, dijo que no haría comentarios inmediatos.

Berlusconi y Dell'Utri han negado las acusaciones de vínculos con la mafia.

El caso Dell'Utri data de un período anterior a que Berlusconi llegara al poder, pero eso haría poco para ayudar a mejorar la golpeada imagen del primer ministro.

El portavoz del partido gobernante Daniele Capezzone dijo que la corte de apelaciones había rechazado acusaciones que se habían levantado anteriormente contra Dell'Utri.

"La corte de apelaciones dejó en claro que no había un pacto político o electoral con la mafia, y también rechazó una serie de hipótesis como una relación de la nueva centroderecha con masacres" de la mafia, dijo Capezzone.

Los documentos aparecen en un difícil momento para Berlusconi, quien enfrentará un voto de confianza en el Parlamento el 14 de diciembre que podría derivar en elecciones adelantadas.

Además, el primer ministro espera para ese día un fallo que podría llevarlo a un juicio bajo cargos de corrupción.

Los fiscales habían acusado a Dell'Utri, un amigo de años de Berlusconi y ex presidente de su agencia de publicidad Publitalia, de tener contacto frecuente con la mafia mientras trabajaba para el primer ministro entre 1974 y 1994.

Dell'Utri fue inicialmente condenado en el 2004 pero no ha pasado ningún momento en la cárcel. La corte de apelaciones que confirmó la sentencia en junio no halló evidencia de vínculos con la mafia antes de 1992.

Sus abogados dijeron que consideraban apelar el fallo.