México D.F. Al menos siete personas murieron y 100 están desaparecidas tras un alud ocurrido este martes en una localidad rural en el sur de México, que arrasó unas 300 viviendas, dijo el gobernador del estado de Oaxaca, Ulises Ruiz.

A través de un comunicado de prensa, el presidente Felipe Calderón expresó sus condolencias por las víctimas causadas por el desgajamiento de un cerro en la localidad de Santa María Tlahuitoltepec.

Se informó que el mandatario se comunicó con Donato Vargas, secretario del Comisariado de Bienes Comunales de Santa María Tlahuitoltepec, Oaxaca, para ofrecer toda la ayuda del gobierno Federal.

Para ello se instruyó al secretario de Gobernación, José Francisco Blake Mora, a coordinar las acciones de las Secretarías de Defensa Nacional, Marina, Comunicaciones y Transportes, de la Comisión Federal de Electricidad, Petróleos Mexicanos y de la Coordinación General de Protección Civil, para prestar el apoyo necesario a los pobladores y a sus autoridades.

En el comunicado se señala que Calderón “manifiesta su solidaridad a los familiares de las víctimas, a quienes han perdido sus viviendas, y al Gobierno del estado, encabezado por el Gobernador Ulises Ruiz, ante esta lamentable tragedia”.

(Con información de Reuters)