Sao Paulo. La organización Amnistía Internacional (AI) hizo un llamamiento para que se investiguen las acusaciones contra la actuación de la policía en la ciudad brasileña de Sao Paulo, informó la cadena informativa BBC Mundo.

AI precisó que las autoridades en el estado de Sao Paulo no están consiguiendo garantizar la seguridad pública ni la justicia para las víctimas de violaciones de los derechos humanos.

Las declaraciones de la organización llegan en medio de una escalada de violencia en el estado más poblado de Brasil.

“Para los habitantes de Sao Paulo, las noticias de asesinatos a tiros de civiles y policías en las calles de su ciudad, la mayor de Sudamérica, se han vuelto parte de una rutina diaria en las últimas semanas”, escribió Gerardo Lissardy, corresponsal de BBC Mundo.

Desde enero, más de 90 agentes de policía han sido asesinados en Sao Paulo, y tan solo en octubre murieron 571 civiles.

Según el investigador de Amnistía en el país, Tim Cahill, las acusaciones de que la policía está envuelta en el creciente número de homicidios deben ser investigadas con profundidad.

Cahill le dijo a BBC Brasil que el patrón de violencia es similar al de 2006, cuando el PCC, la organización criminal más grande del estado, casi puso a la ciudad en un paro.

Julia Carneiro, de BBC Brasil, aseguró que en la ciudad se toma la escalada de violencia como una guerra entre la policía y el PCC.

Amnistía admitió que no posee evidencias concretas que apoyen estas acusaciones, pero su intervención añadirá presión a las autoridades del estado más poblado del país.