Buenos Aires. La cancillería argentina calificó como una "provocación inaceptable y susceptible de generar una carrera armamentística en la región" la decisión del gobierno de Gran Bretaña de realizar ejercicios militares en las Islas Malvinas.

El operativo británico incluiría lanzamientos de misiles en el archipiélago ubicado en el océano Atlántico, los que el gobierno de Cristina Fernández consideró como "provocación inaceptable", por lo que se anunció el envío de una carta de protesta.

El vicecanciller argentino, Alberto D'Alotto, anunció la "formal y enérgica protesta", en la que se exige a Londres que "se abstenga" de concretar los ejercicios anunciados en las últimas horas, para desarrollarse desde este domingo hasta el 22 de octubre próximo, según indica la edición online del diario Clarín.

"Es una provocación inaceptable y susceptible de generar una carrera armamentística en la región", señaló D'Alotto y agregó que el servicio de Hidrografía Naval de Argentina fue informado por el Reino Unido sobre los disparos de misiles desde las islas.

Según el vicecanciller, estos ejercicios militares contravienen las resoluciones de las Naciones Unidas, y "se suman a la larga serie de acciones unilaterales que el Reino Unido viene realizando".

D'Alotto añadió que "esta nueva provocación que se enmarca en la persistente falta de respecto a las decisiones de la comunidad internacional, será puesta en conocimiento de la ONU, la OEA y la Unasur".