El incendio de bosques declarado en la cordillera del Chubut consumió hasta este jueves más de mil hectáreas de especies nativas, implantadas y arbustivas, informaron las autoridades.

Javier Touriñan, ministro de gobierno provincial, dijo a Télam que "ya son más de mil hectáreas las afectadas por los incendios forestales en el extremo noroeste del Chubut" y que "las condiciones meteorológicas de hoy lamentablemente no acompañan porque hay temperaturas que superan los 30 grados, lo que hace muy difícil el trabajo".

El funcionario, que se constituyó junto al gobernador Martín Buzzi en la localidad de El Hoyo, afirmó que se sumaron a combatir el fuego "bomberos voluntarios de otras ciudades del Chubut, como Comodoro Rivadavia y Trelew; mas brigadistas de Mendoza, La Pampa y Río Negro".

Estos nuevos contingentes, que se suman a los 200 brigadistas del Plan Nacional del Manejo del Fuego y bomberos, permiten "el recambio del personal que está agotado", agregó.

Touriñan recordó que "el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, está en permanente contacto con el gobernador y también la ministra de Seguridad de la Nación, Nilda Garré".

"A eso tenemos que sumar el apoyo del ministro de Agricultura, Norberto Yauhar, con el que me comuniqué no menos de cinco veces por estas horas", reveló.

El ministro de gobierno hizo hincapié que hasta el momento "no se reportaron daños personales, salvo el piloto del hidroavión que se precipitó ayer, Eduardo Gacoffi, de 39 años, que fue rescatado y se repone en el hospital" de la localidad rionegrina de El Bolsón, donde el miércoles fue visitado por el mandatario chubutense.

Los evacuados preventivamente fueron alojados en centros asistenciales y "no hay heridos entre la población, aunque sí preocupación por los lugareños que viven en el bosque, a quienes se exhorta que abandonen las viviendas", dijo el funcionario.

El miércoles se incendió una casa por el avance de las llamas en una zona rural, ya que el fuego se mantiene por ahora alejado de los centros urbanos.

Los brigadistas se concentraban este jueves en la zona conocida como "El desemboque", donde concluye el río Epuyén, ya que el cauce es angosto y temen que el fuego pase al otro lado del valle donde hay chacras con viviendas dispersas.

La base del operativo está constituida en El Hoyo, una comuna de mil habitantes ubicada en el extremo noroeste del Chubut, a 784 kilómetros al oeste de la capital provincial y a 140 kilómetros al sur de Bariloche, localidad que fue declarada en "estado de emergencia" por las autoridades municipales.

El siniestro había comenzado en el entorno del cerro "Cordón Derrumbe", ubicado en la zona de Puerto Patriada, sobre la laguna Los Alerces, en medio de la belleza paisajística propia de la cordillera patagónica y avanzó hacia "Rincón de lobos".

En este último paraje debieron evacuar el miércoles 34 pobladores dispersos en el bosque, por temor a que las llamas alcanzaran las viviendas.

El operativo de evacuación comenzó el martes cuando se ordenó el desalojo de todos los veraneantes que se encontraban acampando en la zona de Puerto Patriada.

La superficie quemada pertenece al bosque nativo, pinares y cipreses, con ejemplares que superan los 20 metros de altura en promedio.