Pasajeros que viajaban en el tren de la línea Sarmiento que chocó este miércoles contra una valla de contención cuando ingresaba a la terminal de Once aseguraron que la formación circulaba más rápido de lo habitual y le costaba frenar cuando llegaba a las estaciones.

Esteban, que tomó el tren en la estación Moreno, dijo a Télam: "Al ingreso a Once se lo notaba al tren más rápido que lo habitual. De repente, escuché un estruendo y mucha gente se me cayó encima".

"Creo que tenía más de diez personas arriba mío, salí como pude y sólo veía gente lastimada y escuchaba gritos", puntualizó.

Indicó que "en Moreno habían informado que el tren no iba a parar, pero después se decidió que sí y frenó en casi todas las estaciones".

Señaló que "a la altura de Caballito se notaba que desaceleraba demasiado antes de llegar a cada estación, como que no podía frenar y el tren iba repleto, así que vi gente lastimada por el piso por todos lados".

En igual sentido, Marcelo, que viajaba en el cuarto vagón, indicó: "Se sintió un estruendo y vi mucha gente con fracturas encima mío".

"Yo iba en el cuarto vagón y fue tan fuerte el impacto que cuando pude salir debajo de la gente que tenía encima, me di cuenta de que terminé en el tercer vagón", señaló.

Marcelo, visiblemente nervioso, dijo que "lo que tengo ahora es un dolor de espalda muy fuerte", e insistió que "el tren venía más rápido que todo los días".

Señaló que "en Morón dijeron que el tren no iba a parar, pero después avisaron por altoparlantes que sí y mucha gente que había bajado se volvió a subir al tren e íbamos apretadísimos".